Empresarios CDMX Rechazan Legalización del Comercio en Vía Pública



CDMX.- La Comisión de Desarrollo Democrático de la Confederación Patronal de la República Mexicana en la Ciudad de México (Coparmex CDMX) exigió al Congreso de la capital mexicana desechar su dictamen de una Iniciativa de Ley que regula el ejercicio del comercio y trabajo no asalariado en la vía pública de la ciudad, porque pretende adjudicar el espacio público a los intereses privados de quienes por décadas han controlado el comercio y actividades económicas de forma irregular y en la vía pública.

En rueda de prensa virtual, Claudia Guzmán González, titular de dicha comisión empresarial, alertó que la ley que pretende publicar el Congreso de la CDMX "desincentiva la actividad de la economía formal" en la capital de México, donde lo que urge es una regulación en materia urbana, del espacio público, en materia fiscal, de salud pública y de seguridad social y la citada ley tendría efectos contrarios a lo que establece la constitución de la CDMX sobre derecho social a la ciudad y la concepción del espacio público

De tal forma, agregó Guzmán González, el proyecto de decreto sobre la ley que regula el ejercicio del comercio y el trabajo no asalariado en la vía pública en la Ciudad de México, presentado por la legisladora Diana Sánchez Barrios, y la iniciativa ciudadana sobre la Ley de trabajadores no asalariados, prestadores de servicios por cuenta propia y comerciantes en la vía y espacio público, reglamentaria de los artículos 10 apartado B, 12 y 13 apartado C y D de la Constitución Política local, impulsada por la diputada María de Jesús Rosete Sánchez, "representan un inminente riesgo para la competitividad, la seguridad pública, el desarrollo urbano y los programas de desarrollo parcial, además de que no contemplan los riesgos de protección civil y los programas de planeación de la ciudad."

“El espacio público corresponde a una parte fundamental del derecho a la ciudad, por lo que regularlo y regular las actividades que se pueden o no desarrollar en él afecta directamente el ejercicio de otros derechos”, destacó Guzmán González a nombre del sector empresarial de la CDMX.

Observó que “lo ideal no es generar nuevos espacios en la vía pública para el ejercicio de este tipo de comercio y trabajo no asalariado, sino que se debe únicamente regular el comercio en la vía pública existente y el trabajo no asalariado a partir de políticas encaminadas a la regularización”.

Claudia Guzmán dijo que la COPARMEX CDMX, que exige:

1.- Establecer un piso parejo en la actividad económica de la ciudad, evitando leyes desiguales, por un lado con un exceso de regulación como lo es la Ley de Establecimientos Mercantiles frente a esta iniciativa que no promueve, el crecimiento económico de la capital mexicana.

2.- Que se considere en esta ley la voz de la ciudadanía, a los pueblos indígenas, originarios y barrios y su relación con el espacio público, promoviendo su participación en la planeación y respetando los programas ya preexistentes de desarrollo parcial, que contemplan el aprovechamiento de los servicios públicos y presupuestos participativos, para la cohesión social y la sana convivencia en los mismos, evitando la violación de los derechos preexistentes de los habitantes de la capital.

3.- Demanda al Congreso local generar un verdadero debate en las Comisiones del Congreso, y evitar que se contrapongan con otras iniciativas en proceso de dictaminación y, especialmente, que se deseche la discusión de este dictamen pues representa un incentivo a la informalidad y a la construcción de clientelas políticas, porque la figura de asociaciones (mencionada en la iniciativa) "no es en absoluto un mecanismo de protección de derechos, sino que obedece al control de no asalariados, prestadores de servicios por cuenta propia y comerciantes en la vía pública, a través de la figura de agremiados, pues es través de las asociaciones como pretenden el otorgamiento de los permisos que la autoridad determine y no a los trabajadores de manera directa.

4.- La Coparmex CDMX exige finalmente el respeto a leyes ya existentes, así como iniciativas que observen el crecimiento, la competitividad y los empleos formales, a fin de disminuir el crecimiento del comercio hasta ahora informal y el trabajo no asalariado en la vía pública, así como contar con padrones transparentes, registrados fiscalmente, que paguen impuestos y cumplan con todas sus obligaciones fiscales. <<>>