2009-04-23

Epidemia de Infuenza en México - Mensaje Integro del Secretario de Salud

Por considerarlo de interés público general, a continuación transcribimos de manera íntegra el comunicado del secretario de Salud de México en torno al anuncio de una epidemia de influenza en la Ciudad de México y las medidas que se tomarán para evitar su propagación.

México, DF, 23 de abril de 2009.

Mensaje del Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, acompañado del Secretario de Salud del Gobierno del Distrito Federal, Armando Ahued Ortega, y del Encargado de Despacho de la Secretaría de Salud del Estado de México, Roberto Martínez Poblete.

Estamos ante la presencia de un nuevo virus de la influenza, lo cual constituye una epidemia respiratoria hasta ahora controlable, cuyos síntomas son: fiebre superior a 39 grados, que se presenta de manera repentina, tos, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de articulaciones, irritación de los ojos y flujo nasal.

Vale la pena mencionar que el número de casos no ha crecido en comparación a los presentados en días previos. Los casos se han registrado particularmente en el área metropolitana de la Ciudad de México.

Por ello, y solamente como medida preventiva, las Secretarías de Salud y de Educación Pública han considerado conveniente la suspensión de clases mañana, viernes 24 de abril, en los planteles públicos y privados de todos los niveles educativos, desde preescolar hasta universidades del Distrito Federal y del Estado de México.

Asimismo, la Secretaría de Salud recomienda a la población evitar sitios concurridos o eventos multitudinarios si no es estrictamente necesario.

Las autoridades del sector salud federal, en coordinación con las propias de las entidades federativas, hemos tomado entre otras, las siguientes medidas:

Dotar a las unidades de salud con antivirales, antibióticos y material suficiente para disminuir el riesgo de contagio y comunicar a la población las medidas preventivas.

Para prevenir el contagio, la Secretaría de Salud recomienda mantenerse alejados de las personas que tengan infección respiratoria.

Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

No saludar de beso ni de mano.

No compartir alimentos, vasos o cubiertos.

Ventilar y permitir la entrada de sol en la casa, las oficinas y en todos los lugares cerrados.

Mantener limpias las cubiertas de cocina y baño, manijas y barandales, así como juguetes, teléfonos u objetos de uso común.

En caso de presentar un cuadro de fiebre alta de manera repentina, tos, dolor de cabeza, muscular y de articulaciones, se deberá de acudir de inmediato a su médico o a su unidad de salud.

En caso de corroborarse la enfermedad, para no contagiar a otros, se recomienda visitar al médico para que establezca el diagnóstico y tratamiento, y en ningún caso automedicarse.

Quedarse posteriormente en casa y mantenerse en reposo, hasta que no haya síntomas.

Cubrirse nariz y boca al toser o estornudar.

Utilizar cubrebocas, tirar el pañuelo desechable en una bolsa de plástico y estornudar sobre el ángulo interno del codo.

Una vez transcurridas 24 horas sin ningún síntoma, se puede regresar a las labores habituales.

En las próximas horas continuaremos informando a la población.

Muchas gracias.