2007-10-15

Urgen a Control Binacional México-EU de VIH, Tuberculosis y Hepatitis


agendAméricas | www.tribu-info.ws
sólo para tu información...


LOS ANGELES.- El secretario mexicano de Salud, José Angel Córdova Villalobos, inauguró en Los Ángeles, California, la VII Semana Binacional de Salud México-Estados Unidos, por la cual se busca beneficiar a familias de inmigrantes mexicanos en este país, se informó en un comunicado del gobierno de México.
El funcionario también participó en la apertura del Foro de Políticas Públicas en Salud y Migración, donde destacó que el proceso de globalización y los flujos migratorios han incrementado la propagación de riesgos sanitarios, por lo que es importante fortalecer las actividades de cooperación internacional.
"Trabajar juntos permite estrechar los lazos de amistad y solidaridad, pero también innovar o desarrollar más y mejores acciones para proteger la salud de las poblaciones migrantes, pues las enfermedades no tienen ni respetan fronteras", dijo Córdova, según el comunicado.
El funcionario mexicano indicó que en promedio 88 por ciento de las muertes en los estados de la frontera norte de México se deben a enfermedades no transmisibles y lesiones.
Asimismo informó que las tasas de mortalidad en general en la región son mayores que las nacionales; pero en contraste, las cifras de mortalidad infantil y por enfermedades diarreicas o infecciones respiratorias en menores de cinco años son muy inferiores a las nacionales.
Córdova aceptó que falta mucho por hacer en la atención de
Aseguró que las estrategias enfocadas a esa población han sido exitosas al atender la salud de quienes habitan o transitan por la región fronteriza con Estados Unidos, pues el fenómeno migratorio es dinámico, cada vez de mayor impacto y requiere un puntual seguimiento, sobre todo en temas como la atención y el control de enfermedades infecciosas, en particular aquellas que son de interés binacional, como el VIH/Sida, la tuberculosis y la hepatitis.
También es necesario seguir de cerca la evolución del sarampión, el virus del oeste del Nilo y los asociados a la influenza aviar; así como los riesgos ambientales, sobre todo plaguicidas, contaminantes del agua y aire y bio-terrorismo, explicó Córdova. <>